domingo, 5 de junio de 2011

Oda de odio al queso

El queso es para mí como la kriptonita para Superman, una debilidad en sentido dañino. Siguiendo el símil con la kriptonita, el verde es el que más radiación nociva emite. Con el paso del tiempo voy conociendo gente que también detesta el queso, pero dentro de este colectivo hay una clasificación en dos grupos: los tolerantes y los puristas. Los tolerantes, aunque se identifican con un "no me gusta el queso", luego aceptan las variantes de queso más suaves: el de la pizza, el queso rallado en la pasta,... y sin embargo, los puristas no soportamos ninguno, siendo la raza pura sangre antiqueso.

Odio al queso

Hay una tonteoría que dice que las personas que sentimos repugnancia absoluta por cualquier queso, estamos un eslabón por delante en la escala evolutiva. Lo que está claro es que es un indicio de haber abandonado todo parentesco con los roedores.

El origen del queso se remonta a hace unos miles de años, cuando nuestros vecinos los alienígenas, para evitar que fuéramos algún día una amenaza para ellos, crearon un sistema de control de la evolución de la especie humana. Algunos de ellos, agentes infiltrados entre nosotros, operan el sistema propagando el queso, irradiando contra el gusto y olfato, para que al nacer se manifieste el gen aquesado. Pero afortunadamente algunos, por selección natural, nacemos sin esa alteración genética, libres, y fuera de su sistema de control QUESIX. Paradójicamente, vosotros los que amáis el queso nos veis a nosotros, que lo odiamos, como los bichos raros de otro planeta.

Empleando toda clase de trucos intentan tentarte al queso. Para atrapar a los hombres, sus ingenieros inventaron el queso de tetilla, cuya forma geométrica atrae a los machos por naturaleza. También tenían el proyecto equivalente para cautivar mujeres, crear el queso de pollilla, pero por un error de transcripción de un becario marciano, que iría cargadito de Grog u otra bebida similar, se perdió una L, o se la fumó, quedándose en queso de polilla, y surgiendo así ese tipo de queso agujereado.

Abróchense el cinturón, del estómago, que entramos en párrafo escatológico, porque quiero transmitiros fielmente lo que sentimos los de mi especie. El queso es para nosotros como para vosotros la mierda, de hecho, lo consideramos una variante amarillenta de la misma, que para colmo se sirve en la mesa. Comer una fondue de queso, lo vemos como mojar pan en una cacerola de vómito. Y es que no olvidéis que el queso es el alimento favorito de las ratas, las cuales viven en cloacas y les gusta lo putrefacto, siendo en ese caso normal que vean como exquisito este trozo descompuesto de bacterias y moho.

Los antiquesos sufrimos una presión constante, teniendo que estar siempre alerta ante amenazas. Entrenados para emplear la coletilla “pero sin queso” al pedir cualquier plato en un restaurante; periodistas de élite, siendo la pregunta que más formulamos en nuestra vida: ¿lleva queso?, y sin fiarnos de la respuesta obtenida, realizamos una minuciosa inspección. Nos intentan contaminar durante toda la vida, son muchos los agentes QUESIX y las personas ya infectadas.

Mi propia madre intentó eliminarme en varias ocasiones durante la infancia, en una ocasión con un Petit Suisse, que no parecía contener la sustancia; y en otra, disfrazando el queso con una gabardina de jamón dulce. Por suerte, nuestros sensores innatos lo detectan siempre a tiempo. Un ataque más reciente fue en una boda, cuando después de un buen manjar, llegaba el helado para bajar la comida, sin embargo la comida no bajó, subió, al sentir en mis papilas un sutil sabor a mecagoentuputamadre ¡era helado de queso!, al cocinero que se le ocurrió le faltaba un hervor.

Los alienígenas, mediante técnicas avanzadas de Marketing, introdujeron hasta un piropo para promocionar el queso, la expresión “estás como un queso”, a la cual le han implantado el significado de estar muy bueno. El caso es que los casi queso lobotomizados no podéis distinguir que eso es un cumplido absurdo, y que objetivamente se trata de un insulto que denota estar podrido, grasiento y maloliente. Normal que el alien que lo instauró todavía se ría cada vez que lo empleáis como piropo. Otro absurdo es el refrán promovido de “uvas, pan y queso saben a beso”, pero vamos a ver ¿a qué has besado tú? O has tenido muy mala suerte en tus relaciones o lo único que has besado son unos pies sudorosos.

Desde la resistencia intentamos asociar lo relativo al queso como algo malo, en el mundillo gamer se ha puesto al queso en su lugar, empleando el término de Chetos a todos aquellos jugadores despreciables que usan cualquier trampa en el juego. También en una de las acepciones de repetición de queso, requesón, hemos conseguido que sea percibido como algo desagradable. Seguiremos con nuestra lucha y proclamando: ¡queseros del mundo extinguíos, dejad que continúe la evolución!


Aquí termino este questigo porque sino a la noche tendré quesadillas... ¡Oh no! me ha infectado, lo he mencionado demasiadas veces, marcho a tomar el antídoto.


Ver todos los castigos sobre Mis (s)obras Creativas
Twitter: @dPunisher1337

25 comentarios:

  1. Qué lamentable que para conseguir comments hayas tenido que buscar el conflicto...madre mia. No hay pq insultar a los que amamos el queso...ah! my god...uvas y queso viejo..pedazo delicatesen y no pq sepan a beso, sino por ese constraste de sabores...
    Total, que en este post no te pongo un +1 por clasista y apartheidista...digooooo!!!!

    ResponderEliminar
  2. de hecho debería aparecer la posiblilidad de un -1...

    ResponderEliminar
  3. Puni te has comido un trozo de queso para escribir la entrada ? todo tu rigor cientifico y precision de cirujano por los suelos con este articulo. Podrias haber hablado del verdadero origen, la mutacion del gen-237, sustituido por una molecula de birra metabolizada, pero bueno, al menos a vosotros 'no os la daran con queso' ...

    ResponderEliminar
  4. No he leido el articulo, directamente odio a los odiadores del queso.

    Donde este una fondue de queso, un buen queso manchego con un buen vino se quite todas las delicatesen superextraultrafinas que quieras.
    He dicho.

    ResponderEliminar
  5. @Bakaburra ¡Eh! Yo no he insultado a nadie.
    Además precisamente con el queso de bakaburra no me he metido ;)

    @arturo_calvo jajaja Para la próxima vez me documento mejor, veo que eres una fuente de datos fiable e interesante.
    Tu expresión final tenía en mente ponerla pero se me olvidó! Tuve que cerrar el post porque ya no podía aguantar más con tanto queso en mis pensamientos.

    @Pocholo XD Pero como sois la mayoría de los queso fanboys, y eso que estáis en mayoría absoluta.
    Pues tú te lo pierdes porque hay algunos puntazos muy buenos.

    ResponderEliminar
  6. Madre mía... Este entrada es un poco cheesetosa, no???
    En cuanto a cosas que dan asco, seré claro.
    Yo antes me como un cimbrel que un plato de olivas! Creo que es lo único que me supera...
    Bueno, y ciertas "manzanas" xDD

    ResponderEliminar
  7. estas como un cencerro, queso powa!

    ResponderEliminar
  8. a mi me encanta el queso, pero la verdad es que no lo pruebo mucho devido a lo malo que es para el cuerpo produciendo colesterol a niveles industriales, reduciendo nuestras arterias hasta niveles insopechados hasta llegar a ahogarlas y matarnos, ostia como el tabaco pero a este no le ponen fotos de cancer que raro?.

    me estare pasando al lado oscuro?.

    ResponderEliminar
  9. @Nistron Muy bueno tu cheeste!
    Las olivas es otro de los alimentos que causan tirria a unas cuantas personas.

    @Rafa jajaja, queso sux! o quesux como prefieras.

    @emphasixpop Así que estás queso-jubilado. Sí que parece que quieres cambiar de acera, queseramente hablando. ;)

    ResponderEliminar
  10. Pero que tipo de entrada es esta? el queso mola!

    Por cierto, yo he echado de menos alguna foto de alguna MP40, una luger, o algo asi... Quizas no estaban directamente relacionados con el tema, pero siempre ayuda una foto entre tanta letra xD

    Si vienes por Madrid, te invito a un buen bocata de queso ;)

    ResponderEliminar
  11. Como entenderás yo aqui no te voy a dar mi apoyo y mi minipunto, ya que soy un fan del queso, como dice @pocholo nada mejor que una buena fondue. Que estamos manipulados por seres extraterrestes? puede ser, pero bueno estamos manipulados ya por tantas cosas que por comer queso me dejo manipular.

    En todo caso debo confesar que yo soy de los que he intentado que alguna vez probaras el queso, evidentemente sin éxito alguno, pero todo llegará.

    ResponderEliminar
  12. Pero no veas como te das al REQUESON, ¿eh?

    xDDDD

    jajaja, bueno bromas aparte...

    No sabes lo que te pierdes...

    Un buen queso es casi como un buen jamón!!!!

    ResponderEliminar
  13. @Pi Pues una fotillo de una MP40 hubiera encajado, es la teoría alternativa respecto como surgieron los quesos agujerados... Alguien que les tenía tanto amor como yo y tenía una MP40 a mano. ;)

    @Fran jeje el minipunto no es si te gusta el queso o no, es más si te has divertido leyendo la entrada!
    Fracasaste porque te faltaron las palabras mágicas "a que no hay huevos" acompañadas de unos verdes en la mesa. XD

    @KIT-KAT Si yo fuese coprófago también te diría que no sabes lo que te pierdes... :P
    Come come queso y déjame el jamón para mí!

    ResponderEliminar
  14. Yo también tengo una tonteoria : A los que no os gusta el queso, es que sois un PELÍN raritos. jijijij Es extensible a los que no les gusta el chocolate.
    Pero de todas maneras el post está como un roquefort (de bueno).

    ResponderEliminar
  15. @indeseada Razones para no gustarnos el queso tenemos como has leído. No es comparable con los del chocolate que claramente tienen una avería en el sentido del gusto. ;)
    Muchas gracias por valorar el post! Aunque hayas utilizado un queso para ello grrr

    ResponderEliminar
  16. y los quicos ? que me deciis de los quicos,,,

    buag apestan


    http://www.anecmarejat.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  17. @Josep Deja los quicos tranquilos o cuento que tienes un queso en cada puerto.

    ResponderEliminar
  18. Tenia pentidente comentario :-) A pesar que soy adicta al queso, no puedo negar que la oda al queso es muy buena, me he reido mucho!!!

    ResponderEliminar
  19. Susana eh! te has dejado la palabra clave, no es oda al queso sino oda de ODIO...

    Me alegro que lo hayas pasado bien con la lectura, es de lo que se trataba, y no de hacer una guerra entre si el queso gusta o no gusta si se tiene buen gusto. ;)

    ResponderEliminar
  20. Una entrada genial pero comentarios con mucho olor a queso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Lo del tufillo en los comentarios no sé de qué será de quesera...

      Eliminar
  21. El queso es un fluido corporal solidificado que huele a cadáver en descomposición... por lo tanto NO puede saber bueno. La única vez que he probado esa mierda de color blanco ha sido por error... me comí una supuesta croqueta que resultó ser roquefort rebozado: no había probado nunca una cosa tan repugnante en mi vida. Lo que me pone de mala hostia, es que en cualquier bar o restaurante siempre tengo que andar con mil ojos para que no me cuelen esa mierda apestosa en algún plato o bocadillo. Habría que eliminar esa puta mierda maloliente de todas las tiendas y supermercados, porque lo único que produce son arcadas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido camarada pura raza anti-queso, veo que eres del mismo grupo sanguíneo que yo Q-

      Eliminar
  22. Tu ves en una rata a un ser asqueroso donde yo veo a un superviviente. Os faltó una colleja a tiempo. Vuestro destino, mojigatos del queso, es la extinción o la protección en una jaula abrazados a un oso panda, un ser tan adaptado gastronómicamente como vosotros.

    También puedes ver el chocolate y el queso como pruebas divinas, solo aptas para los más guerreros más fuertes y las engendradoras más dotadas. Si puedes comer mierda y tragarte el olor a pies, estas preparado para todo.

    Javi Perro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, no creas que conseguiste mi silencio con tu apestoso comentario a defensor del pueblo quesero.

      Dices al final que si podemos comer mierda y tragar cosas que apestan estamos preparados para todo... ahora entiendo el comportamiento de los políticos, nos están entrenando para ser élite.

      Eliminar