sábado, 27 de abril de 2013

MicroServer N40L o N54L para montar un NAS y HTPC

Un servidor viene a hablar de otro servidor, él es un equipo informático interesante por su versatilidad y por pertenecer a los miembros de la familia BBB, bueno, bonito y barato. El ordenador en cuestión es el HP ProLiant MicroServer N40L, un pequeño servidor por fuera con grandes posibilidades por dentro de nuestro hogar u oficina.

El micro servidor N40L es descendiente del descatalogado modelo anterior N36L y ascendiente del posterior modelo N54L, las diferencias entre ellos son mínimas y no relevantes para el propósito del equipo, aunque como es natural cada sucesor aumenta sus prestaciones.

Todo lo que expondré es válido para esos tres modelos de la gama, N36L, N40L y N54L. Este clan de servidores ProLiant se ha vuelto muy popular entre los geeks de la red, y con razón, pues es un buen y económico equipo para realizar las funciones de NAS, HTPC, y más. 

Este artículo también puede resultar interesante para todos aquellos que quieran conocer o introducirse en el mundo de los HTPC y NAS, ya que daré información general sobre esos sistemas, y no sólo particular para el servidor analizado.

Análisis ProLiant MicroServer (info NAS y HTPC)


CARACTERÍSTICAS
Sea cual sea el que escojamos de los tres modelos, el mismo modelo de microserver se vende con distintas opciones que alteran ligeramente su precio y que principalmente depende de si incorpora o no: memoria, disco duro y unidad grabadora de DVD. El N40L que adquirí es la variante que se suministra con 2 GB de memoria RAM y un disco duro de 250 GB, con esta configuración ya permitiría llevar a cabo las tareas habituales de muchos usuarios: navegación web, redes sociales, y ofimática, disponiendo así de un ordenador completo por el módico precio de 200€.

El MicroServer detallado en el artículo es la generación G7 (que incluye los modelos N36L, N40L, y N54L). En la actualidad está disponible la nueva generación G8, que cambia la nomenclatura de los modelos, siendo el equivalente a los anteriores el G1610T, y éste se puede encontrar ahora menos de 200€. Hay que comprobar antes la diferencia de precio entre ambos, N54L y G1610T, para decidir cuál comprar. Todos los conceptos del artículo son válidos tanto para el G7 como para el G8, salvo algunos detalles específicos en el apartado del montaje.

Las diferencias entre las tres evoluciones del ProLiant MicroServer G7, N36L, N40L y N54L, las he plasmado en la siguiente tabla de especificaciones técnicas:

Especificaciones ProLiant MicroServer N36L, N40L, N54L



Todos ellos comparten la mayoría de características porque se basan en la misma placa base y diseño de caja, siendo la única diferencia el modelo de procesador, el cual ha ido aumentando su rendimiento en base a incrementar la frecuencia de funcionamiento. Del N36L al N40L hay además un salto interesante en el aumento de la velocidad del bus, que suma un extra en la mejora total de rendimiento.

Pero no todo es positivo en esta mejora, porque incrementar la velocidad del procesador -tratándose de idéntica arquitectura e igual proceso de fabricación (45nm en este caso)- conlleva algo negativo como el aumento del consumo. El valor indicado en la tabla como el TDP de la CPU no es el consumo pero está relacionado con el mismo, y se puede observar como se ha doblado del N36L al N54L, sin olvidar no obstante que sigue siendo un consumo muy bajo. Todo este aspecto cobra importancia si el uso que daremos al servidor supone dejarlo encendido las 24 horas.

Como anticipo a sus características visuales, remarcaré que estos servidores de HP poseen un elegante diseño, buena calidad en sus materiales y acabados. Consiguiendo un coeficiente muy positivo en la relación calidad / precio.




MONTAJE
Como haría Jack, voy a enseñar primero sus tripas y luego ya contemplaremos su aspecto exterior. A continuación describiré el montaje de componentes que añadí al N40L.

Al tratarse de una caja de reducidas dimensiones, es necesario extraer por completo la placa base para añadir o cambiar módulos de memoria y tarjetas PCI-E.

Placa base MicroServer N40L (N54L)

El servidor está diseñado para facilitar la extracción de la placa base, ésta se encuentra anclada a una bandeja metálica que se desliza para sacar o introducir la placa. Basta con desconectar todos los cables internos, desenroscar los dos tornillos cubiertos por un plástico azul que vemos en la parte inferior de la foto, y estirar de la bandeja hasta extraerla por completo.

Como se observa, la disipación de la CPU y chipset es pasiva, sin ventiladores, cosa positiva en el aspecto de sonoridad del equipo ya que por aquí el ruido producido será cero. Vemos también los dos zócalos de memoria -uno ya ocupado por ser la versión que viene con 2 GB- y los dos slots de expansión para conectar tarjetas PCI-E, uno de 16x y el otro 1x.

Los componentes que le añadí fueron: otro módulo de memoria de 4 GB, una tarjeta gráfica y una tarjeta Wi-Fi.

Tarjetas HD 6450 y Asus PCE-N15 con perfil bajo para MicroServer N40L / N54L

El módulo de memoria no lo fotografié, es un DIMM Kingston 4GB ECC DDR3 1333MHz (referencia KTH-PL313E/4G). Aunque el N40L (y N36L, N54L) sean unos ordenadores pequeños y económicos no dejan de estar orientados con el propósito de servidor, y aquí vemos el primer detalle de ello al soportar memoria ECC.

La memoria ECC tiene la característica de detectar y corregir errores en el caso de que se altere algún bit, algo muy importante en servidores que manejan información sensible que no puede corromperse en ningún caso. Para el uso doméstico no es para nada necesario emplear módulos ECC y podemos instalarle módulos estándar DDR3 sin ECC que también los soporta. En mi caso lo escogí con ECC porque el módulo de 2 GB que incluía también lo era, la diferencia de precio era mínima, y para dejar así los 6 GB totales con ECC.



La tarjeta gráfica que instalemos tiene que cumplir una serie de condiciones: ser de perfil bajo (LP de Low Profile en inglés, que hace referencia a la altura de la tarjeta) y tener un bajo consumo porque el slot PCI-E 16x de esta placa suministra un máximo de 25W.

La gráfica que escogí es la Asus HD6450 LP 1GB DDR3 que es una de las mejores opciones para este servidor, y que tiene un TDP de 18W. Ojo porque las versiones de esta gráfica (HD 6450) con memoria GDDR5 tienen un TDP de 27W y no cumplen el requisito de consumo máximo.


Recordad la tabla de características que he puesto arriba, el servidor ya incluye una gráfica integrada y no es necesario instalar una tarjeta gráfica dedicada, el porqué instalé una lo contaré en un apartado posterior.


Respecto la tarjeta Wi-Fi, es una Asus PCE-N15, y la instalé por la única razón obvia de querer disponer también de acceso inalámbrico.



Placa base MicroServer N40L (N54L) con HD 6450 LP

Muestro todos los componentes adicionales ya ensamblados, como se aprecia en las fotos la tarjeta Wi-Fi es también de perfil bajo (LP), cualquier tarjeta que instalemos en el ProLiant MicroServer debe ser de esa altura, algunas tarjetas están preparadas e incluyen un adaptador para cambiar el soporte de altura normal por uno LP.


Placa base MicroServer N40L (N54L) con HD 6450 LP

La placa está lista para volver a introducirse en la caja, la operación se realiza con la placa base tal cual veis en la foto superior, es decir, con las tarjetas puestas. Posteriormente se trata de deshacer los pasos que hicimos para extraerla, es decir, fijarla con los dos tornillos delanteros y volver a conectar todos los cables en su sitio.



HTPC
Algo tal que así decía hace algún tiempo una canción chanante: "HDP HTPC hay que decirlo más". Y lo vamos a decir más porque otro de los usos que podemos darle a estos servidores (N36L, N40L, N54L) es el de HTPC. Un HTPC es un PC para el salón que se emplea como centro multimedia conectado al televisor.

Inicialmente los discos multimedia, los propios aparatos MediaCenter, las consolas, y posteriormente los televisores, tablets y móviles, han ido incorporando más funcionalidades de centro multimedia para disfrutar del contenido en la TV del salón; pero ninguno de ellos llega a ofrecer todo lo que un ordenador PC puede hacer que es TODO.


MicroServer N40L (N54L) conectado a la TV como HTPC

En la foto estaba visitando el probablemente mejor blog del mundo de castigos, desde el microservidor N40L ya conectado a la televisión.

La razón de añadir una tarjeta gráfica dedicada fue para poder realizar las funciones de HTPC en buenas condiciones, por los siguientes motivos que detallo:

  • Salida HDMI: La gráfica integrada en el servidor sólo tiene salida VGA, y aunque con ella es posible llegar a la resolución de 1080p, es más práctico, estándar y recomendable utilizar una conexión HDMI para la entrada de vídeo en la TV o para conectar en el receptor A/V. Además con la conexión HDMI podremos utilizar resoluciones superiores a 1080p si conectamos este equipo a un monitor o futura tele de mayor resolución; y como última ventaja de la salida HDMI frente a la VGA tenemos lo que describe el siguiente punto.
  • Pasar Audio: El servidor no dispone de salida de audio porque no tiene chip de sonido integrado, y aunque ver vídeos mudos podría ser muy vintage prefiero ejercitar los oídos. Con una gráfica dedicada y por su salida HDMI conseguiremos pasar el sonido. Una alternativa a esto sería instalar además una tarjeta de sonido, pero recordad que estos MicroServer sólo permiten instalar dos tarjetas, así que hay que escoger bien con qué ocuparlas según nuestras preferencias, o mirar alternativas (de sonido, gráfica, Wi-Fi, sintonizadora TV, ...) por USB en lugar de PCI-E, que actualmente hay casi de todo por USB.
  • Aceleración vídeo: Para reproducir vídeos sobre todo los de alta definición (720p, 1080p), es conveniente que éstos sean decodificados utilizando la aceleración por hardware que aportan las tarjetas gráficas vía la implementación del DXVA para sistemas Windows o de VDPAU para Linux. Conseguiremos así liberar de ese trabajo al procesador (CPU) y será la gráfica (GPU) quien lo ejecutará de forma eficiente, eliminando la posibilidad de tirones o parones en la reproducción del vídeo HD.

MicroServer N40L (N54L) conectado a la TV como HTPC

El pequeño gran N40L colocado en su sitio estaba reproduciendo un vídeo en Youtube de su ídolo Blackow.

Aplicaciones para gestionar y visualizar nuestra biblioteca multimedia hay muchas, algunas de las opciones populares para usar en nuestro HTPC serían:

  • Windows Media Center: el software de Microsoft que viene incluido en el sistema (o se adquiere aparte según la versión que tengamos) para los sistemas operativos Windows. Incorpora las funciones de PVR y de reproductor global de medios (vídeos, fotos y música). Su web oficial para Windows 7 y para Windows 8. Otra alternativa es utilizar el reproductor de medios siempre presente en Windows, Windows Media Player, como gestor de nuestra biblioteca y reproductor, además con él podemos activar y configurar un servidor DLNA en Windows, disponiendo así de un UPnP media server (DMS) que nos permitiría el streaming a otros dispositivos DLNA sin instalar software adicional en el sistema.
  • XBMC: una aplicación gratuita de centro multimedia, originalmente desarrollada para la Xbox, que incluye todas las funciones necesarias para un HTPC. Es altamente configurable, con posibilidad de skins, plugins adicionales, sencillo de instalar, y además multiplataforma, habiendo versión para cualquier sistema operativo. Es la opción principal que utilizo con el MicroServer N40L; aquí tenéis su web oficial de información y descarga. Esta excelente aplicación permite activarse como UPnP/DLNA, ofreciendo los roles de servidor y/o cliente UPnP. Existe además una app oficial de mando a distancia para manejar el XBMC desde nuestro móvil Android o iOS.
  • MediaPortal: otro conocido software gratuito para mediacenter que partió de XBMC, pero que actualmente está modificado por completo, tanto a nivel interno como en su interfaz de usuario, siendo realmente una alternativa distinta al anterior. Esta aplicación está disponible sólo para sistemas Windows, y podemos descargarla de su página oficial.
  • MPC-HC: o Media Player Classic - Home Cinema, es la versión actual vitaminada del conocido reproductor Media Player, mantiene el aspecto simple y clásico de los sistemas Windows de antaño. Esta aplicación gratuita es un buen respaldo a nuestro software mediacenter habitual por si algún vídeo se resiste a reproducirse bien, ya que éste suele poder con todos. Solamente para sistemas Windows, enlace a su web oficial.
MicroServer N40L (N54L) con teclado wireless Trust Thinity Entertainment

Para manejar por completo el MicroServer desde el sofá utilizo un teclado inalámbrico, el Trust Thinity Wireless Entertainment, que funciona muy bien (aunque el touchpad es mejorable), es pequeño, ligero y manejable (observad su tamaño comparado a un mando a distancia convencional) y tiene una larga autonomía (para el uso que hago más de 1 mes sin recargarlo).

Ruido
Una cualidad importante que debe cumplir un HTPC es la de ser silencioso, emitir poco ruido en funcionamiento, pues lo vamos a tener en el salón y resultará molesto oír cualquier tipo de zumbido en los momentos de silencio o que su ruido interfiera con el audio que estamos escuchando.

Este servidor lleva sólo dos ventiladores, uno pequeño para la fuente de alimentación y otro de tamaño estándar de 120mm para extraer el calor de la caja. Ya he mencionado más arriba que la refrigeración del procesador y del resto de la placa es pasiva, por lo tanto no emite ruido alguno. A esos dos ventiladores hay que sumar el ruido que emitan los discos duros que instalemos, y las tarjetas adicionales que queramos añadir, por eso es importante elegir tarjetas pasivas (sin ventilador) como por ejemplo la tarjeta gráfica y Wi-Fi que le he incorporado.

La sonoridad del equipo es audible pero moderada, a unos 3,5 metros de distancia no se aprecia (salvo en silencio total) ni molesta, aunque este tema es algo más personal y maniático de cada uno. En cualquier caso, el mayor ruido proviene del ventilador de 120mm que siempre podemos cambiar por otro más silencioso, pero teniendo en cuenta que el cableado de su conector no es estándar (mal HP) y habrá que hacer un mini bricolaje.

Estética
Otra característica bastante relevante para un ordenador de salón es su apariencia estética. Porque si bien la mayoría de nosotros aceptaríamos plantar allí una caja de PC corriente, la mayoría de vosotras no permitiríais semejante crimen estético en pleno salón, y con razón.

Los ProLiant MicroServer cumplen con nota no dar la nota en la habitación principal de la casa, con un diseño exterior sobrio, elegante, discreto, y compacto; que puede simular la apariencia de un altavoz o subwoofer.

Incluso obtiene un valor alto en el famoso WAF (Wife Acceptance Factor o factor de aceptación de la mujer). En mi caso, ella sólo me ha repetido 5 o 6 veces que quite eso de ahí durante estos meses, es decir, lo ha aceptado bien como un gadget o miembro más de la casa. Bromas serias aparte, para mí también la estética es importante y este MicroServer satisface en ese aspecto.



NAS
Pues sí ¡Buenas! porque otra de las grandes cualidades que poseen los ProLiant MicroServer es la de ser ideales para montar un servidor NAS. Un NAS es un sistema de almacenamiento en red que nos permite centralizar, securizar y compartir ficheros con otros equipos o dispositivos heterogéneos conectados a la misma red local (o incluso por Internet).

Si bien el concepto de HTPC tiene ya bastantes años de existencia, el producto NAS ha cobrado popularidad -sobre todo para el ámbito doméstico- de forma más reciente en los últimos dos años. Aunque el fundamento de un NAS es bien simple y ancestral, por ejemplo cuando compartimos un directorio en Windows para acceder por red desde otros equipos estamos realizando funciones de NAS en el equipo donde hemos realizado la compartición. Sin embargo, un equipo diseñado específicamente para NAS cumple con una serie de características que le permiten ofrecer más funcionalidades y ventajas para tal fin.

Las características que debería cumplir un NAS serían: 

  • Tener un consumo bajo, el equipo estará encendido 24/7 normalmente.
  • Disponer de gran capacidad de almacenamiento, posibilitando la instalación de un número considerable de discos.
  • Permitir organizar esos discos físicos en diversas configuraciones de discos lógicos (RAID, JBOD/SPAN), para aumentar la capacidad, la fiabilidad y/o el rendimiento.
  • Proporcionar múltiples servicios de acceso concurrente a los ficheros allí alojados, a través de soportar diversos protocolos de red (NFS, AFP, SMB/CIFS, Samba, FTP, UPnP/DLNA, ...).
  • Disponer de un elevado ancho de banda (Throughput) para poder servir el caudal de información a todos los clientes accediendo simultáneamente, a través de una o más tarjetas de red.
  • Ofrecer la posibilidad de ejecutar algunas aplicaciones adicionales (descargas P2P por eDonkey, BitTorrent; gestor de descargas directas; servidor Web; etc.) que no son tareas propiamente del NAS pero que por su naturaleza es un lugar idóneo donde ejecutarlas.



ProLiant MicroServer N40L (N54L) con 4 bahías de disco para NAS


Capacidad
La gama de servidores ProLiant MicroServer, en cualquiera de sus evoluciones (N36L, N40L y N54L) proporciona cuatro bahías para la instalación de unidades de almacenamiento de 3.5", es decir, que podemos montarle hasta 4 discos duros, oficialmente de 2 TB cada uno, sin embargo es posible instalarlos de mayor capacidad (3 TB) como han hecho algunos poseedores de este equipo. Recordad que -aunque no representa inconveniente alguno- la controladora que incorpora su placa base es SATA II y no SATA III. Esos cuatro puertos SATA son -de izquierda a derecha mirando las bahías de la foto- los identificados como puertos 0, 1, 2 y 3.

Como no habéis visto en el apartado del montaje, por el momento he reutilizado un disco de 1 TB que tenía sin uso instalado en un armario de ropa, éste junto al disco de 250 GB que venía de serie son los dos que he incorporado al servidor, ya iré ampliando conforme lo necesite. Tampoco pretendo guardar teras y teras porque hace ya tiempo que cambié el síndrome de Diógenes digital por el del trastorno de personalidad digital... llamadme Punisher.

En la foto se aprecia que en la pequeña caja del servidor es posible incorporar una unidad óptica (ODD), o cualquier otro dispositivo de 5.25", podríamos instalar allí un grabador de DVD o Blu-ray, o bien, utilizar esa bahía para instalar un quinto disco duro SATA; en cuyo caso sería necesaria una actualización de la BIOS -no para hacerlo funcionar- pero sí para poder activar el modo AHCI y la máxima velocidad de transferencia en ese puerto SATA del ODD (puerto 5).

Y si con 5 no tenemos bastante, o simplemente para evitar la rima, todavía podríamos instalar un sexto disco duro dentro del MicroServer aprovechando su puerto eSATA de la parte posterior (puerto SATA 4). Para ello habría que añadir además los siguientes ingredientes: un cable de tipo eSATA a SATA que irá desde fuera hacia el interior de la caja, una pizca de imaginación o de Google para ver cómo y dónde ubicar ese sexto disco interno, y una actualización de la BIOS por las mismas razones descritas en el párrafo anterior.

Configuración
Otro aspecto importante es que la controladora SATA integrada soporta por hardware diferentes configuraciones de almacenamiento en RAID, de niveles 0 y 1, para los cuatro puertos SATA principales (puertos del 0 al 3). Pudiendo así configurar volúmenes de discos en RAID 0, RAID 1, o RAID 1+0, según nuestras necesidades o pretensiones en términos de rendimiento, fiabilidad y tolerancia a fallos. También es posible establecer otros niveles de RAID, como RAID 5, pero por software y no desde la propia BIOS.

Para la transmisión de datos por nuestra red local, el MicroServer incluye una tarjeta de red integrada Gigabit Ethernet, con la que obtendremos un buen rendimiento real de hasta unos 40 MB/s. Si necesitamos más siempre podemos instalar una segunda tarjeta de red en uno de los dos slots de expansión, para conseguir así doble interfaz de red o bien para reemplazar el uso de la integrada por una de mayor rendimiento, en ese caso, la tarjeta Intel CT para equipos de sobremesa y la Intel PT orientada al segmento de servidores son dos de las recomendadas.


Equipo MicroServer N40L / N54L para montar un NAS


La instalación de un disco en una de las cuatro bahías se realiza de forma sencilla y práctica, extrayendo uno de los mecanismos de sujeción del disco (alguno de esos cuatro soportes de plástico negros), y fijando el disco a ese marco usando cuatro tornillos de tipo Torx, los cuales incorpora de serie el MicroServer en la parte interior e inferior de su tapa frontal de ventilación (ver en la foto la ristra de tornillos), empleando el destornillador de llave Torx que también se incluye (en la foto por encima de los tornillos). Se introduce el conjunto ensamblado en la bahía y listo, sin necesidad de conectar manualmente ningún cable, ni el de alimentación ni el de datos SATA.

Oficialmente -según las especificaciones de hp- las cuatro bahías de disco no soportan la conexión en caliente (funcionalidad conocida como hot plug o hot swap), es decir, no podemos conectar, desconectar o reemplazar un disco con el servidor encendido; aspecto que sí es habitual en la mayoría de servidores y equipos NAS.

Un detalle interesante más de esta placa base es que ofrece un puerto USB 2.0 interno preparado para conectar directamente allí una memoria flash (Pendrive) USB. Su utilidad es especialmente atractiva porque posibilita colocar allí una memoria USB con el sistema operativo y dejar la capacidad al completo de los discos duros para almacenamiento de nuestros datos y ficheros multimedia.


Placa base MicroServer N40L / N54L ubicación puertos SATA, mini SAS y USB interno


He querido remarcar en esta foto algunas partes que he ido comentando, pero sobre todo los puertos a los que he hecho referencia en este apartado dedicado al almacenamiento. Vemos el puerto mini-SAS que conecta con un único cable los cuatro puertos SATA (0, 1, 2, 3) de las cuatro bahías de disco para la transferencia de datos. El puerto SATA ODD (5) que es donde conectamos el cable SATA para la unidad óptica u otro disco adicional. Vemos también el puerto USB interno al que hacía mención más arriba y donde colocar un pendrive de memoria.



SISTEMA OPERATIVO
En función del uso que queramos darle al ProLiant MicroServer, el sistema operativo idóneo de instalar variará, podemos dedicarnos a experimentar con varios de ellos. He confeccionado un listado con los más populares que suelen instalarse en este equipo, realizando un repaso rápido a los candidatos para que sirva como índice orientativo.


MicroServer N40L / N54L para montar un NAS y HTPC


  • Windows 7 / Windows 8: El SO más popular, más genérico y menos específico, es una buena opción si queremos usar el equipo para tareas de cualquier tipo y de todo un poco, también es la opción práctica si nuestros conocimientos son limitados o no queremos comernos la cabeza, pudiendo realizar con él las funciones de HTPC y NAS.
  • Ubuntu / Linux: La alternativa al sistema operativo Windows, gratuita, y siendo igualmente fácil su instalación y utilización; también es una opción si queremos darle un uso general al equipo y ahorrarnos pagar una licencia. Además de Ubuntu, aquí se englobarían otras distribuciones para escritorio de Linux. Enlace para su descarga.
  • Windows Home Server 2011 (WHS): Volviendo a Windows pero en su forma diseñada para actuar como servidor en entorno doméstico, es una buena alternativa a instalar si no vamos a usar el MicroServer como ordenador de escritorio, con funcionalidades propias de servidor que manejaremos remotamente.
  • Windows Server 2012 Essentials: Es la versión sucesora del anterior, la línea de productos Home Server está descontinuada. Este sistema con características específicas para servidor doméstico es la versión server de Windows 8. Como todo SO pensado para servidor, su administración y configuración es más potente pero más compleja que la versión del sistema para escritorio.
  • FreeNAS 7 / NAS4Free: Sistema operativo gratuito basado en FreeBSD y orientado a las funciones específicas de un servidor NAS. Es una de las alternativas más populares si queremos utilizar y convertir un ordenador en un equipo NAS. Permite su instalación en un pendrive, cosa que combina muy bien con el puerto USB interno del MicroServer. Web oficial para su descarga en este enlace.
  • FreeNAS 8: A partir de la versión actual, que es FreeNAS 8, éste ha sido completamente renovado. El sistema operativo anterior pasa a llamarse NAS4Free ya que el nombre FreeNAS es adquirido por esta nueva empresa. FreeNAS sigue siendo gratuito y una de las opciones más comunes para montar un NAS. Su sitio oficial de descarga aquí.
  • OpenMediaVault: Otra alternativa, ésta basada en Debian, de sistema operativo doméstico y específico para NAS. Como los dos anteriores, su configuración y manejo se realiza desde el navegador mediante una interfaz web; también es posible instalarlo en una memoria USB. Su página oficial para descarga aquí.
  • Otras opciones avanzadas: Pensando en una utilización puramente de servidor podemos instalar OpenIndiana, FreeBSD, o Oracle Solaris 11 Express, todos ellos SO gratuitos para uso personal y basados en Unix. Como sistema operativo Unix orientado a NAS podríamos probar NexentaStor en su versión gratuita Community Edition.

Por el momento tengo instalado Windows 7, que no es mala opción por su facilidad y polivalencia, y más si el uso que le daré por ahora es de HTPC, NAS, y general de un ordenador. Sin embargo, sí me gustaría experimentar con unos cuantos de esta lista, si alguna vez consigo el tiempo para ello o si cambio el enfoque de utilización principal del MicroServer.



RENDIMIENTO
Una pequeña pincelada de su rendimiento la podemos observar con la prueba de evaluación de Windows 7, no deja de ser un benchmark (sin duda el más extendido), y es perfectamente válido para ubicar el rendimiento de este equipo y compararlo con otros, para hacernos una idea de lo que podemos esperar de él.


MicroServer N40L rendimiento evaluación Windows 7

MicroServer N40L
CPU: AMD Turion II Neo N40L, 2 cores / 2 threads, 1.50 GHz
Mem: 6 GB DDR3 800 MHz
GPU: AMD HD 6450, 1 GB DDR3
HDD: 250 GB 3.5" SATA II, 7200rpm


Resultados que si los comparamos con otra plataforma de bajo consumo, como lo es la incluida en el siguiente Slim PC de Shuttle, del cual quería haber realizado un artículo desde hace más de 1 año cuando lo compré, sus resultados:


Shuttle XS35GTV2 rendimiento evaluación Windows 7

Shuttle XS35GTV2
CPU: Intel Atom D525, 2 cores / 4 threads, 1.80 GHz
Mem: 4 GB DDR3 1333 MHz
GPU: nVidia GT218, 512 MB DDR3
HDD: 750 GB 2.5" SATA II, 5400rpm


Vemos que, a pesar de tener el Atom hasta cuatro hilos de ejecución (4 threads) y sólo dos el AMD; además de funcionar sus núcleos (1.80 GHz) a mayor frecuencia que los del N40L (1.50 GHz); y también de disfrutar de mayor velocidad en su memoria (1333 MHz) con respecto el MicroServer (800 MHz); los resultados relacionados con estos componentes son muy favorables a la plataforma AMD del MicroServer: 23% más de rendimiento en el procesador y 37% más en la memoria.

En el apartado gráfico, la comparativa entre ambos no es justa del todo pues la tarjeta dedicada que he instalado en el N40L supone un salto de rendimiento, pero en cualquier caso la diferencia entre ellos es, a favor del MicroServer: 33% más de rendimiento en gráficos de escritorio y 33% en gráficos 3D para juegos.

Como curiosidad, ambos equipos los adquirí justo con 1 año de diferencia, la configuración completa del Shuttle es la que he mencionado aquí y la del MicroServer en su apartado del montaje, pues bien, con esa configuración y envío incluido, me costaron 360€ el Shuttle y 290€ el HP, un 25% más económico este último con prestaciones bastante superiores, claro que un 30% del precio del Shuttle se lo llevó su disco duro (109€). El tipo y formato de producto no es el mismo entre ellos, pero sí comparten algunas características esenciales, como la de ser ordenadores PC, montar plataformas de bajo consumo, y los conceptos de uso aplicables; de hecho, el Shuttle lo utilicé de HTPC y pequeño NAS.



FINAL FELIZ
Al fin final, y es que si MicroServer entonces MacroCastigo, porque como veis este micro servidor macro sirve para mucho, desde servir como un pequeño ordenador de ofimática, a un buen ordenador para el salón como HTPC, un apropiado servidor doméstico y para pequeñas oficinas, hasta ser un excelente sistema de almacenamiento en red NAS.

Todo esto en una pequeña caja de poco más de un palmo cúbico y palmando sólo 6 euros cúbicos.

Si os ha gustado el post y realmente queréis darle un final feliz, tocarle el +1, y menearlo por vuestras redes sociales.


Análisis de posibilidades del MicroServer N40L (o N54L)


Ver todos los castigos sobre Mundo PC
Twitter: @dPunisher1337