viernes, 31 de enero de 2014

Comprar un monitor 4K

Me gustan unos seres diminutos que habitan en las pantallas, odio cuando alguno de ellos se trastorna y se vuelve un iluminado, y me entristece cuando mueren, apagándose para siempre, los seres de los que hablo se conocen como píxeles y realmente su raza es un puntazo. Hola, mi nombre es Puni y soy adicto a la resolución.

La resolución es la cantidad de puntos con que se forma la imagen que vemos en una pantalla, se especifica como el producto de dos valores, que son la cantidad de píxeles horizontales y verticales. La resolución de pantalla más popular hoy día sería 1920 x 1080, que generalizando se emplea en todos los televisores, en los móviles de gama alta, y en la mayoría de monitores de ordenador.

No sé si será porque hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana empecé en PC con la escuálida resolución de 320 x 200, eso me creó un trauma por definición, y porque cabía poco texto, o es más bien lo que utilizo de pretexto, pero el caso es que me entusiasma la resolución y siempre he hecho lo posible por disponer de la pantalla más avanzada en ese aspecto, primero en los monitores de tubo CRT, luego en los actuales TFT, y más tarde se unieron a mi bacanal del píxel los smartphones.

Una mayor resolución de pantalla ofrece más definición y nitidez en la imagen que vemos, y amplía el espacio disponible para visualizar información simultánea en pantalla. Más definición y más información, características que en definitiva informo son adictivas para la retina de mis ojos. En este castigo voy a tratar el tema de adquirir un monitor con resolución 4K, cuestión en la cual ando inmerso, el artículo puede ser útil como guía del comprador de un monitor 4K Ultra-HD.

Guía para comprar un monitor 4K UHD




ANTECEDENTE
A principios del año 2010 la resolución habitual más avanzada era 1920 x 1200 o su equivalente en formato 16:9, el famoso 1920 x 1080 conocido como 1080p, ambas montadas sobre tamaños de pantalla de 24 pulgadas. Como hacía ya mucho tiempo que disponía de esa resolución andaba a la espera de más píxeles, la primera semana en que salió al mercado el monitor Dell U2711, de 27" con 2560 x 1440, lo compré. Tenía bien clara su elección porque ya llevaba tiempo haciéndole un seguimiento, y así fue como avancé hacia la resolución conocida como 2,5K o 1440p.

Comprar ese monitor de 1080 fue un acto que algunos consideraron de locura, al estar hablando de 1080 E y no 1080 P, con E de euros, caro sí, pero sin arrepentimiento porque la mejora fue muy notable y la decisión claramente un acierto. Han pasado ya 4 años de eso y la historia se repite de nuevo, ahora la resolución 1080p es la más popular (la resolución mainstream), el perfil más entusiasta se ha ido moviendo del 1080p al 2,5K con un monitor 1440p o 1600p, y yo ya llevo un buen tiempo esperando la llegada de más población de píxeles a mi pantalla, porque cuatro años con el mismo monitor es una eternidad para los apasionados de la tecnología.

Pero por fin han aparecido los monitores 4K, con su brutal resolución de 3840 x 2160, los cuales llevo tiempo siguiendo su pista, dispuesto a cometer el acto de pasión otra vez adquiriendo un monitor 2160p, cuando su precio ronde los 2160e, pero sobre todo cuando esté convencido del monitor a elegir, como en el anterior salto de resolución, pero en esta ocasión hay más complicaciones como veremos más adelante.

Para los más neófitos aclararé una cuestión de nomenclatura de las resoluciones, la resolución horizontal es la que se expresa en K (K de miles), es decir, 1920 x 1080 y 1920 x 1200 serían monitores 2K (porque 1920 está próximo a 2000), monitores con 2560 x 1440 y 2560 x 1600 serían monitores 2,5K, y por último los de 3840 x 2160 y 4096 x 2160 son los 4K, aunque para los puristas sólo esta última resolución es la 4K. En cambio de la resolución vertical se expresan las resoluciones con el sufijo p (p de progresivo), en las resoluciones que acabo de mencionar serían 1080p, 1200p, 1440p, 1600p y 2160p respectivamente.

La resolución 4K también conocida como UHD (Ultra HD) es 4 veces la resolución 1080p FHD (Full HD), es como si tuviéramos un mosaico de 4 monitores de 1080p en una disposición de 2x2 tal que así:

Pantalla de 4K son 4 monitores de 1080p

Claramente se trata de una resolución salvaje, que brindará un deleite visual de ensueño para todos y todo un sueño visto realidad para los más entusiastas como los de mi casta.

Una alternativa extendida a disfrutar de altas resoluciones, adoptada por algunos entusiastas, consiste en las soluciones multi monitor, concretamente en utilizar 3 monitores de 1920 x 1080, obteniendo así una resolución total de 5760 x 1080 (o si los ubicamos en vertical de 3240 x 1920). Personalmente no me gusta nada la configuración multi-monitor, me inclino por un único monitor de gran tamaño y gran resolución, primeramente porque odio la separación que produce el marco de los monitores entre las pantallas por muy finos que sean, me corta totalmente el rollo esa discontinuidad de la imagen y rompe la inmersión en el escenario; en segundo lugar por el enorme espacio que ocupan en el escritorio y en tercero por multiplicar por tres el consumo eléctrico. Huelga decir que además de esa forma no estamos ganando definición pues no aumentamos la densidad de píxeles por pulgada.

En la introducción he indicado los dos grandes valores que aporta aumentar la resolución: la posibilidad de ver más información en pantalla, algo que queda patente en el esquema superior, en 4K podemos visualizar cuatro veces más datos que en 1080p, independientemente del tamaño físico de las pantallas comparadas; y el otro valor es disponer de una mayor definición de la imagen, pero aquí sí influirá también el tamaño físico, no podemos mirar sólo la resolución, hay que incorporar a la ecuación la dimensión de las pantallas comparadas para calcular así la densidad de píxeles de ambas, es decir, la cantidad de píxeles por pulgada que presentan.

En el siguiente esquema muestro el salto que supone pasar de una resolución 1080p a 1440p, donde ganamos un notable 78% de superficie lógica de pantalla y asimismo de resolución en megapíxeles. Y el salto de 2,5K a 4K en el cual la ganancia es de más del doble de área de píxeles que representa un 125% más de megapíxeles de imagen.

Comparación área de las resoluciones 1080p, 1440p y 2160p (4K)


Creo que con esta historia es suficiente para poner en situación. Si todavía estás leyendo y no te has hecho KK, cerrando la página y huyendo, entonces has superado las 2K y estás preparado para continuar leyendo y aguantar el castigo 4K completo.



ESCOGIENDO MONITOR 4K
Analizando todos los monitores 4K Ultra HD del mercado nos encontramos con las siguientes opciones:

Asus PQ321QE
El primer fabricante que mostró sus cartas sobre monitores 4K enfocados al mercado de consumo fue Asus, con los modelos PQ321Q y PQ321QE, lanzados entre mediados y finales del pasado año 2013, la diferencia entre ellos radica en la eliminación del doble puerto HDMI en el modelo PQ321QE.

Se trata de un monitor de 31,5" con resolución 3840 x 2160 y panel IPS de calidad. Era mi opción ideal (la única en ese momento) por sus características pero el descarte se produjo al descubrir su precio de 3500€.

Marzo/2015: Ahora se puede encontrar por debajo de los 1600€.

Monitor 4K - Asus PQ321QE
31,5" IPS  3840x2160 @ 60 Hz  (3000€)


Sharp PN-K321
Sharp presentó en fechas similares a Asus su modelo 4K, el PN-K321, que básicamente es idéntico en esencia, con 31,5 pulgadas, resolución 2160p, y panel IPS, de hecho el fabricante del panel que monta el monitor de Asus es de Sharp y es el mismo.

Una de las características que añade y diferencia este monitor respecto el de Asus es que permite la rotación de 90 grados para ponerlo en posición vertical y trabajar en modo portrait. Su precio está sobre los 3500€, descartado.

Marzo/2015: Su precio se mantiene sobre los 3000€.

Monitor 4K - Sharp PN-K321
31,5" IPS  3840x2160 @ 60 Hz  (3500€)


Dell UP2414Q
Entra Dell en el terreno de juego con varias propuestas en 4K, el modelo UltraSharp UP2414Q, un monitor de 24 pulgadas con la resolución Ultra-HD 4K deseada de 3840 x 2160, con un panel de calidad IPS, y con un precio dentro de límites de 1100€.

¿Qué le falla entonces? Que el tamaño sí importa, lo descarto por sus 24", porque actualmente dispongo de 27" y no pretendo el cambio por uno más pequeño, más bien al revés, pero sobre todo porque pierde bastante sentido una resolución tan alta en unas dimensiones de pantalla tan pequeña.

Marzo/2015: Actualmente por debajo de los 750€.

Monitor 4K - Dell UP2414Q
24" IPS  3840x2160 @ 60 Hz  (1100€)


Dell P2815Q
Estando cerca de finales del pasado año 2013, Dell anuncia un monitor 4K de 28" económico, por debajo de $1000 según su marketing. Se rumorean por la red demasiadas cosas sobre sus especificaciones, algunas claramente utópicas por el precio anunciado. Me ilusiono pensando que quizás sea el elegido que estaba esperando.

Finalmente publican sus especificaciones, es un monitor de 3840 x 2160 con pantalla de 28 pulgadas, con un precio de 700€ y disponibilidad mundial a finales del presente mes (Enero 2014), pero ahora vienen los peros: no pertenece a la gama de Dell UltraSharp porque su panel no es IPS es un TN, es decir, un panel más barato, con menos calidad de imagen, menos fidelidad de colores, menos ángulos de visión, y como único aspecto positivo su menor tiempo de respuesta.

Mi Dell U2711 es IPS y el cambio que noté al pasar de monitores TN al IPS fue espectacular, sin ganas de recular, aunque admito que podríamos ceder en este aspecto por el ansia de querer los 4K. Pero todavía queda otro pero que lo tumba como candidato, sólo funciona a 30 Hz en la resolución 4K, algo inaceptable sin duda para gaming, y es más, en mi opinión inaceptable para casi todo lo que se utiliza un monitor de ordenador.

Ya profundizaré en la problemática de los 30 Hz en el siguiente apartado, digamos que el monitor puede ser (incómodamente) válido para el uso de escritorio en 4K, por parte de alguien no exigente. O para un jugador ocasional a 30 Hz OMG, o que está dispuesto a bajar la resolución de su monitor 4K a 1080p para disponer así de los 60 Hz jugando. Todo en sí un poco absurdo.

Marzo/2015: Su precio actual está por debajo de los 400€.

Monitor 4K - Dell P2815Q
28" TN  3840x2160 @ 30 Hz  (700€)


Asus PB287Q
Poco tiempo después Asus anunció su monitor 4K económico para las masas, la misma base y mismo panel TN que el Dell, iguales características con 28 pulgadas, 2160p, y unos 700€ de precio, con disponibilidad el segundo trimestre de este año 2014.

Asus no ha indicado todavía si el monitor soportará 60 Hz a su resolución nativa de 3840 x 2160, en Internet vuelven las especulaciones e ilusiones al respecto, pero yo apostaría que por ese precio y sintiéndolo mucho estará limitado a 4K @ 30 Hz como su homólogo Dell, si no fuera así entonces lo analizaría al milímetro como candidato, insisto que renunciar a la calidad de un panel IPS es algo que no entraba en mis planes.

Sobre la posibilidad de que este monitor sí ofrezca 4K a 60 Hz, sería el primero económico en hacerlo, tengo una conjetura que contaré más abajo.

Marzo/2015: Trabaja a 60Hz. Su precio actual ronda los 550€. Una de las mejores opciones 4K económicas.

Monitor 4K - Asus PB287Q
28" TN  3840x2160 @ ¿30 Hz?  (700€)


Lenovo ThinkVision Pro2840m
Lenovo también ha anunciado su monitor 4K económico basado en un panel de 28 pulgadas TN, que será el mismo o similar al de Asus y Dell.

Se espera en el mercado para Abril con un precio sobre los 700€, lo más probable es que también tenga la limitación de 30 Hz en su resolución 4K.

Marzo/2015: Trabaja a 60Hz. Se encuentra sobre los 650€.

Monitor 4K - Lenovo ThinkVision Pro2840m
28" TN  3840x2160 @ ¿30 Hz?  (700€)


Dell UP3214Q (2014) / UP3216Q (2016)
Y como última posibilidad, ya no hay más opciones en el mercado, he dejado este Dell para el final porque es el elegido, mi fuerte candidato. Se trata del UP3214Q, un monitor de la gama premium Dell UltraSharp, de 31,5 pulgadas, con resolución 3840 x 2160, panel de calidad IPS, soporta 4K a 60 Hz.

Monta el mismo panel fabricado por Sharp con la tecnología LCD IGZO que los anteriores 4K de 31,5" que he mencionado.

Cumple con todas las características que busco aunque inicialmente estaba fuera de alcance por su precio, que rondaba los 3500€, pero ahora se puede encontrar sobre los 2400€.

Estoy a un tic de hacer clic en el botón comprar pero antes sigo analizando una serie de problemáticas que detallaré a continuación, y que son generales para todos los monitores 4K.

Marzo/2015: Actualmente se encuentra sobre los 1700€. Sigue siendo una de las mejores opciones 4K.

IMPORTANTE (actualización Febrero/2016): Este modelo quedó descontinuado por Dell, su sucesor actual es el UP3216Q, que es idéntico al anterior pero resolviendo el problema relacionado con el MST que contaré en el siguiente apartado. El nuevo UP3216Q actualmente se encuentra sobre los 1200€.

Monitor 4K - Dell UP3214Q
31,5" IPS  3840x2160 @ 60 Hz  (2400€)



Como veis debajo de la foto de cada uno de los monitores 4K he puesto sus características esenciales resumidas, y he coloreado en rojo aquellas que hacen descartar al monitor como el elegido. Sólo este último supera todos los requisitos aunque apurando en el precio. Si pulsáis en la foto os llevará a la página web del fabricante para ver las especificaciones completas, dos de ellos todavía no tienen ni ficha creada en la web, añadiré su enlace cuando creen la página.


NUEVOS CANDIDATOS
Samsung U28D590D
En Marzo, Samsung presenta un monitor UHD 4K económico, orientado al mercado gamer, y que estará disponible a finales de Mayo del presente año, a un precio sobre los 700€.

Monta un panel de 28" de tipo TN, con un tiempo de respuesta de 1 ms GTG según el fabricante, este valor siempre hay que cogerlo con pinzas, pues en una review profesional descubriremos que es realmente mayor. Un aspecto interesante (requisito obligatorio) es que ofrece la resolución 3840 x 2160 a 60 Hz, empleando también el Display Port 1.2.

Marzo/2015: Su precio ronda los 450€.

Monitor 4K - Samsung U28D590D
28" TN  3840x2160 @ 60 Hz  (700€)



DIFICULTADES DE UN MONITOR 4K
Las contrariedades, matices, y reflexiones que debemos conocer antes de hacernos con una pantalla 4K.

LO QUE LOS 60 HZ ESCONDEN
Esta primera dificultad se refiere a obtener un refresco de pantalla de 60 Hz en su resolución nativa 3840 x 2160, porque a resoluciones menores, como 1920 x 1080, todos los monitores 4K soportan los 60 Hz. La primera pregunta que uno se debería plantear es ¿por qué algunos monitores 4K, con esa resolución del futuro, vienen con un pasado y obsoleto refresco de pantalla de tan sólo 30 Hz? Y la respuesta la encontramos en la limitación de las conexiones estándar actuales HDMI 1.4 y DisplayPort 1.2.

Para conseguir los 3840 x 2160 @ 60 Hz, representado a veces de forma compacta como 3840x2160p60, y que en definitiva significa enviar imágenes de 4K (8,3 Mpx) a una velocidad de 60 por segundo (fps), el ancho de banda necesario no lo alcanza la conexión HDMI 1.4, que se queda en los 4K a 30 Hz. El HDMI 2.0, justo liberado a finales del pasado año, sí lo soportará.

En mi opinión, si hay alguna posibilidad de que el Asus PB287Q económico acepte los 4K a 60 Hz sería porque hayan incorporado este nuevo HDMI 2.0, algo que podría cuadrar viendo la fecha prevista de su lanzamiento y la gran diferencia de tiempo respecto su competidor y semejante económico de Dell P2815Q que obviamente viene con HDMI 1.4.

Por otro lado el DisplayPort 1.2 (abreviado como DP 1.2) sí soporta los 4K a 60 Hz, de hecho es la única forma limpia de conseguirlos con la tecnología actual, y es mediante su uso como lo consiguen ofrecer los monitores 4K que hemos visto de precio más elevado. Para no faltar a la verdad, matizo que 4K@60Hz se puede conseguir también empleando 2 cables HDMI 1.4, posibilidad que ofrece el modelo de Asus PQ321Q, pero no lo considero una solución limpia. El DP 1.2 lo soporta sí, pero con peculiaridades, ya que tiene que emplear la característica de transporte múltiple de datos (Multi-Stream Transport (MST)) diseñada para enviar información a varios monitores, en configuraciones multi-monitor, mediante un solo cable y conector DisplayPort de salida de la tarjeta gráfica.

4K a 60 Hz con DisplayPort 1.2 MST

Como represento en el esquema superior para conseguir los 4K a 60 Hz mediante DisplayPort 1.2 MST, es necesario que a nivel lógico el panel esté dividido en dos pantallas virtuales de 1920 x 2160 cada una, ya que el DP 1.2 en un sólo hilo de transmisión (stream) tampoco alcanza para manejar 3840x2160p60. Es decir, internamente es como si tuviéramos una configuración de dos monitores de resolución menor, controlados por un único cable y conexión DisplayPort, la cual empleando MST envía las imágenes en paralelo a ambos monitores a una velocidad de 60 imágenes por segundo, pues cada hilo de transmisión MST sí tiene el ancho de banda suficiente para 1920x2160p60.

Actualización Febrero/2016: El modelo 4K que escogí en 2014, Dell UP3214Q, se detecta como múltiple monitor (MST), causando alguna leve molestia en alguna ocasión, como la detección de sólo la mitad de la pantalla. Sin embargo, su sucesor en 2016, UP3216Q se detecta como pantalla única (SST).

Esta es la solución (casi podríamos llamarla truco) que utilizan todos los monitores 4K actuales para conseguir los 60 Hz, y debe ser una de las causas que incrementan notablemente el precio de los monitores 4K@60Hz. A este tipo de pantallas 4K que se dividen lógicamente en subpantallas formando un mosaico se les conoce en inglés como tiled 4K. El paso de información entre las pantallas lógicas intuyo que se llevará a cabo aplicando un esquema de conexión interno de tipo cadena margarita (daisy chain) o bien incorporando un hub DisplayPort interno, puesto que ambos dos son los mecanismos empleados para multi-monitores físicos mediante MST.

Funcionamiento 4K a 60 Hz mediante DisplayPort 1.2 MST


El DisplayPort 1.3 aumentará el ancho de banda y soportará los 4K a 60 Hz usando un único stream, sin necesidad de emplear MST, por lo tanto dirá adiós a este tinglado, apareciendo la generación de monitores 4K sin mosaico (no tiled). La fecha estimada de la liberación del DP 1.3 es para la segunda mitad del presente año 2014.

Todo este rollo no dejaría de ser culturilla o curiosidad técnica si no fuera porque tiene sus implicaciones en el uso real, al menos a día de hoy. Algunas ya se han solventado mediante la actualización del firmware del monitor y/o de los controladores gráficos por parte de nVidia y AMD. El comportamiento actual frente a los 4K a 60 Hz y entre ambas marcas difiere, mientras que en AMD veremos los dos monitores lógicos de 1920 x 2160 y tendremos nosotros que fusionarlos en uno de 3840 x 2160 a través del panel de control Eyefinity como si de una configuración multi-monitor se tratase; nVidia adopta una posición mejor, detectando este caso especial y tratándolo de forma que nos quede oculta la realidad de los dos monitores lógicos de 1920 x 2160, así como usuarios veremos lo que queremos ver, un monitor de 3840 x 2160 a 60 Hz.

Para terminar, porque si sigo tirando del hilo o cable de los 60 Hz a 4K llego al origen del universo, indicaré qué problemas a la práctica supone usar un monitor a 30 Hz.

En 4K a 30 Hz no sufriremos parpadeo de pantalla con su dolor de cabeza asociado como sucedía antaño en los monitores CRT, pero la experiencia de uso será mala ya en el propio escritorio del sistema operativo, al arrastrar las ventanas, en el movimiento del puntero del ratón, y en general no se percibirá una interacción fluida y suave.

Eso se potenciará aún más para el juego, sobre todo en juegos rápidos de acción, como los shooters en primera persona (FPS), o los de conducción, donde perderemos gran parte de sensación de velocidad.

Además, con el refresco del monitor limitado a 30 Hz para el gaming, aumentará el defecto visual conocido como tearing (un efecto de imagen partida debido a mezclar 2 fotogramas enviados por la gráfica dentro de un único refresco de la pantalla), algo que podemos solventar activando el V-Sync, pasando entonces a los inconvenientes de la sincronización vertical. Con tanta densidad seguro que os estáis sincronizando en horizontal con la cama.


LO QUE CUESTA EL GAMING EN 4K
Uno de los mayores beneficios de la ultra alta definición (UHD) se obtiene en los juegos, la resolución 4K supondrá una revolución en realismo gráfico, a nivel de detalle, e inmersión en el juego.

Jugando a 1080p la tarjeta gráfica se encarga de mover 2 millones de píxeles, en 1440p / 1600p doblamos esa cantidad, y ya exige una solución gráfica potente para jugar con las opciones gráficas máximas. Al pasar a 2160p (4K UHD) doblamos de nuevo la cantidad de píxeles, alcanzando los 8,3 millones, cifra muy seria que necesita una gráfica muy alegre.

El mínimo para jugar en condiciones es mantenerse por encima de los 30 fps (frames por segundo), si conseguimos rondar los 40 fps de media, con mínimos (que salvo algún pico) no se hundan por debajo de esos 30 fps podremos disfrutar del gaming. Aunque lo ideal sería sostenerse por encima de los 60 fps, y que las caídas no desciendan más allá de los 40 fps de mínimo. Además de la resolución a la que juguemos, el rendimiento dependerá en gran medida del detalle gráfico seleccionado en las opciones del juego (Bajo, Medio, Alto, Ultra) y del nivel de filtros AA (antialiasing) y AF (anisotrópico) que apliquemos (Ninguno, 2X, 4X, 8X, etc).

No tiene sentido alguno jugar a una resolución de 3840 x 2160 con todas las opciones gráficas al mínimo, ni siquiera en nivel medio-bajo, porque lo que ganamos por un lado lo estamos perdiendo más por el otro. En el lado opuesto, también es absurdo obsesionarse con querer jugar con todo al nivel máximo-infinito, pues en muchas opciones el salto del nivel Alto al Ultra consume muchos más recursos de lo que aporta visualmente; y para el caso de los filtros, desde luego el AA no es necesario activarlo a un nivel alto, incluso se puede desactivar cuando estamos jugando a una resolución con alta densidad de píxeles, como sucede a partir de las resoluciones 1440p en adelante.

En el mundillo gamer jugar con todas las opciones de un juego a su máxima calidad gráfica se le conoce con la expresión "Maxed out", de al máximo. He elaborado una tabla orientativa, según mi experiencia propia junto las pruebas que he leído sobre 4K, para mostrar la solución gráfica necesaria (o una equivalente), para jugar cerca de todo al máximo (y sacrificando filtros si es necesario), en cada nivel de resolución y según nuestro objetivo de rendimiento deseado:

Tabla orientativa del rendimiento necesario para jugar a 4K


El gaming en 4K cuesta 4K, porque a los 2,5 - 3K del monitor hay que sumar una solución gráfica óptima de 1 - 1,5K. Y cuando digo gaming en 4K estoy hablando obviamente de monitores a 60 Hz (mínimo), jugando con detalles gráficos máximos, y superando los 40 fps. La experiencia hombre-juego que ha unido la resolución 4K que no la separe el hambre gráfico.

Cuando monté el último PC Gamer 2014 ya tenía en mente presente los 4K, aún así continué por el camino de querer un equipo Mini-ITX, y en consecuencia limitado a una sola tarjeta gráfica. La tarjeta mono GPU actual más potente del mercado, GTX 780 Ti, estimo que podrá ofrecer una digna experiencia de juego UHD en 4K, pero el beneficio de la duda estará hasta que lo vaya viendo.

El PC Minimax es puro jugo (de juego) concentrado, una pequeña estrella que espera el estreno en la gran pantalla en 3, 2, 1, ... 4! ¿Qué? ¡K!

Puro jugo (de juego) concentrado
Para conocer a fondo a Minimax en este castigo


Una de las ideas que rondaron por mi cabeza cuando pensaba en el gaming a 4K, era algo tan lógico como el siguiente planteamiento: los juegos que pueda jugar a 4K con detalles medios-altos (con una sola GTX 780 Ti) y que intuyo serán bastantes, pues perfecto; y a los que no, por ser muy exigentes, pues bajo la resolución a 1080p (o 1440p) y juego con todos los detalles al máximo, donde además el reescalado de resolución del monitor (de 1920x1080 al físico 3840x2160) debería ser perfecto, por su alta densidad de píxeles y porque un píxel de 1080p se transforma en un cuadrado perfecto de 2x2 píxeles en 2160p.

El plan se fue al traste al investigar y comprobar que, al menos por ahora, no es posible bajar a resoluciones estándar 16:9 y cuando en algún caso lo es, no se reescala a pantalla completa. Consecuencias por ser un monitor 4K tiled, mosaico interno de 2 paneles, como ya he comentado anteriormente. Confío en que este panorama mejorará a través de actualizaciones de los controladores gráficos, que permitirán resoluciones menores a pantalla completa, algo que puede ser un buen recurso cuando no es viable jugar a 4K con un nivel de detalle decente.



LO PEQUEÑO DE LOS GRANDES 4K
Debido a la alta densidad de píxeles que conlleva un monitor con resolución 4K, incluso tratándose de pantallas de 32 pulgadas, los elementos visuales que veremos, como el texto, los iconos, las ventanas, y en general todo, serán de un tamaño diminuto si las mantenemos en su tamaño original.

La densidad de píxeles de una pantalla se mide en píxeles por pulgadas (PPP) o inglés PPI (pixels per inch), en su cálculo interviene tanto la resolución de la pantalla como el tamaño físico de la misma. En la siguiente tabla he listado todos los valores frecuentes (para monitores), los cuales he mencionado durante el artículo:

Tabla de densidad de píxels (PPP / PPI) en monitores 4K

En los monitores más habituales, 24" 1080p, vemos que la densidad es de 92 PPP, para mi gusto un valor demasiado bajo. Cuando pasé al monitor 27" 1440p la densidad aumentó hasta los 109 PPP, que es un 18% más que la habitual, y por si la cifra os engaña, es un incremento significativo, los elementos en pantalla se reducen notablemente, para mí una densidad ideal pero precisamente para mucha gente es un inconveniente porque las fuentes se ven demasiado pequeñas. El 1600p en 30" es menos agresivo en ese aspecto, sólo aumenta un 10% la densidad habitual y cualquier persona se sentirá cómoda.

Saltando a los 4K en 31,5" obtenemos 140 PPP, un 52% más densidad de píxeles que el valor de referencia (24" 1080p), y ahora mismo estoy escribiendo así (sí, estoy confesando que a mitad de este castigo me compré el monitor 4K, los que lean en diagonal no se enterarán hasta el final del artículo), y aunque me gusta esta densidad, mi vista ya no sé si dará para tanto. Aseguro que la mayoría de personas no podrán utilizarlo así. Ya no hablemos de la aberración de meter 4K en 24", con 184 PPP, doblando la densidad habitual.

Aquí tenéis una web útil, PPI Calculator, que calcula la densidad de píxeles de una pantalla, es decir, el valor de píxeles por pulgada (PPI). También hay otra página interesante que nos calcula la dimensión física de la pantalla y su densidad de píxeles, y que permite añadir varias pantallas para compararlas, además proporciona un enlace permanente con la configuración que queramos, por ejemplo esta es la que he generado para comparar los 3 monitores (24" 1080p, 27" 1440p, y 31.5" 2160p) en TV Calculator.

He intentado plasmar gráficamente la disminución real de tamaño que sufrirán los objetos (iconos, textos, barras, menús, ...) visualizados en pantalla para las densidades de píxeles de la tabla de 92, 109 y 140 PPP respectivamente, con este bicho:

Representación de la comparativa entre 92, 109, y 140 PPP (o PPI)
92 PPP , 109 PPP , 140 PPP

Si no queremos usar este tamaño real por ser excesivamente diminuto, que lo es, el sistema operativo nos permite aplicar un factor de escala para aumentar los elementos visuales. Para 140 PPP (monitor de 31.5" con 3840 x 2160), Windows 8 nos recomienda la tercera de las cuatro posiciones de aumento, que representa aumentar en un 50% (visualizar los elementos al 150% de su tamaño original), con esto se aplicará automáticamente el factor de corrección a todo el software que utilicemos, y tendríamos el inconveniente resuelto de forma global.

El problema es que este reescalado no funciona todo lo bien que uno desearía. En la nueva interfaz Modern UI (conocida como Metro) de Windows 8, sí hace un buen reescalado, se nota que lo han trabajado para que se adapte bien a la alta densidad de las pantallas de las tablets.

Yo no activo ese mecanismo hasta que no funcione mejor, prefiero mantener el tamaño original de los objetos, y sólo aumentar el tamaño de las fuentes en los elementos del Sistema Operativo, aunque utilizarlo así no será confortable para la inmensidad de usuarios por las minúsculas dimensiones que nos encontraremos.

Si no aplicamos el reescalado general del SO, deberíamos aplicar el particular en cada aplicación que incluya dicha funcionalidad (como pueden ser los navegadores Web) y/o configurar manualmente los tamaños de las fuentes de cada aplicación.

Ajustar tamaño elementos en pantalla para compensar altos PPP
Corregir la alta densidad de píxeles de forma global en el Sistema Operativo


Una comparativa de la gran cantidad de información que cabe en la resolución 4K, pero a su vez también muestra lo pequeño que pueden ser las cosas con la alta densidad de los 4K. A continuación la misma ventana a pantalla completa, un navegador visitando la mejor web del (infra)mundo, en las tres resoluciones más populares:

Web a 1080p - comparativa con 1440p y 2160p
Disfruta del Castigo a 1920 x 1080

Web a 1440p - comparativa con 1080p y 2160p
Disfruta del Castigo a 2560 x 1440

Web a 2160p (4K UHD) - comparativa con 1080p y 1440p
Disfruta del Castigo a 3840 x 2160

De la evolución de esta comparativa destaca como en horizontal cada vez hay más espacio en blanco, y en vertical en cada salto nos cabe más trozo de página en pantalla, y cómo los tamaños de todo se van volviendo microscópicos si los dejamos a su tamaño original del 100% sin escalar.

Si queréis ver estas imágenes en su tamaño real, después de pinchar en una captura hay que modificar la dirección URL de la barra del navegador, editando el último trozo que hay /entre barras/ antes del nombre del archivo y sustituyendo lo que haya por s0, quedará ese trozo como /s0/, pulsar ENTER y luego haciendo clic sobre la imagen (saldrá el cursor como lupa) tendremos la imagen a su resolución real, cosas de Google, un truco que sirve para todos los enlaces de imágenes de Google. Como ejemplo este sería el enlace ya modificado de la última imagen para verla a su tamaño real 3840 x 2160.

En esta última captura de pantalla mostraré la cocina de Disfruta Del Castigo, una cocina recién ampliada a resolución 4K, como se aprecia es capaz ahora de albergar más fogones simultáneos, que bien empleados incrementará nuestra productividad, de castigar en este caso.

Productividad de la resolución 4K - Cocinando el castigo sobre 4K en 4K
Cocinando castigo en 4K sobre el 4K



LA RESOLUCIÓN
La resolución es 4K pero la resolución de comprar un monitor 4K no es tan fácil de tomar. Cuando llevaba unas 4K palabras escritas de este artículo me decidí por el sí, un sí por el Dell UltraSharp UP3214Q.

Monitor 4K UHD - Dell UP3214Q
Justo puesto en su sitio, todavía con el papel protector de la pantalla


Como síntesis de las reflexiones sobre la compra de un monitor 4K UHD, estos serían los puntos a tener presentes, mis reglas:

  • El monitor debe soportar 3840 x 2160 (4K) a 60 Hz. Si sólo soporta 30 Hz a 4K no lo compréis.
  • El tamaño de pantalla recomendable debe rondar al menos las 32 pulgadas. Se pueden aceptar 28 pulgadas pero ya será imposible utilizar el monitor sin escalar los PPP.
  • Todos los monitores 4K a 60 Hz actuales requieren de una conexión DisplayPort 1.2 MST, lo que implica que la tarjeta gráfica y sus controladores deben de ser compatibles con ello.
  • Jugar en un monitor 4K conlleva disponer de una solución gráfica potente, acorde a esa cantidad de píxeles. Una única tarjeta como la GTX 780 Ti (o equivalentes) son el umbral mínimo necesario.
  • Trabajar en un monitor 4K comporta chocar contra su alta densidad de píxeles, lo que supone tener una vista de lince o utilizar el reescalado que ofrezca el sistema operativo y/o aplicaciones.

Eso serían los aspectos obligatorios pensando sólo en querer uno con resolución 4K, si también queremos que le acompañe una buena calidad de imagen es recomendable huir de los que montan un panel TN y decantarse por los que montan panel IPS. Además de analizar qué extras de los que valoramos incluye cada uno.

Los dos monitores 4K que cumplen todos los puntos, además con panel IPS, y que por tener el precio más asequible recomiendo, son el Asus PQ321QE y mi elegido Dell UP3214Q.

32 pulgadas y 4K de resolución, con UP3214Q
Impresionan sus 32 pulgadas de pantalla y sus más de 8 millones de pulgas en la pantalla


Los 4K justo han aterrizado en el mercado, todavía son caros, ahora su primer público objetivo son los entusiastas early-adopters (los primeros que adoptan una nueva tecnología). Durante todo este 2014 es seguro que se irán presentando muchas novedades alrededor de los 4K, calma.

Una digna alternativa a los 4K, si estamos usando un monitor 24 pulgadas 1080p, es dar el salto a las 27 pulgadas 1440p QHD (o bien 30 pulgadas 1600p). El cambio de resolución es considerable, la mejora muy apreciable, y aún más si de paso estamos abandonando un panel TN para ir hacia uno IPS (o PLS). Hay buenas opciones de monitores 27" 2560 x 1440 IPS como lo son el Dell U2713HM, Asus PB278Q, Dell U2713H (sería el equivalente actual a mi ex U2711 del que quedo más que satisfecho), y el HP ZR2740W. Y de 30" 2560 x 1600 IPS el Dell U3014.


Martes, 28 de Enero del 2014, entro en el Universo 4K, no pienso volver a la Tierra.
El ordenador más pequeño posible con la pantalla más grande posible, soy así de equilibrado


Y así nace otro castigo más, en esta ocasión con 4K de peso. Si os gusta la criatura ya sabéis: comentar, compartir, y pulsar +1 para darle un biberón.


Ver todos los castigos sobre Mundo Monitores
Twitter: @dPunisher1337