viernes, 31 de enero de 2014

Comprar un monitor 4K

Me gustan unos seres diminutos que habitan en las pantallas, odio cuando alguno de ellos se trastorna y se vuelve un iluminado, y me entristece cuando mueren, apagándose para siempre, los seres de los que hablo se conocen como píxeles y realmente su raza es un puntazo. Hola, mi nombre es Puni y soy adicto a la resolución.

La resolución es la cantidad de puntos con que se forma la imagen que vemos en una pantalla, se especifica como el producto de dos valores, que son la cantidad de píxeles horizontales y verticales. La resolución de pantalla más popular hoy día sería 1920 x 1080, que generalizando se emplea en todos los televisores, en los móviles de gama alta, y en la mayoría de monitores de ordenador.

No sé si será porque hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana empecé en PC con la escuálida resolución de 320 x 200, eso me creó un trauma por definición, y porque cabía poco texto, o es más bien lo que utilizo de pretexto, pero el caso es que me entusiasma la resolución y siempre he hecho lo posible por disponer de la pantalla más avanzada en ese aspecto, primero en los monitores de tubo CRT, luego en los actuales TFT, y más tarde se unieron a mi bacanal del píxel los smartphones.

Una mayor resolución de pantalla ofrece más definición y nitidez en la imagen que vemos, y amplía el espacio disponible para visualizar información simultánea en pantalla. Más definición y más información, características que en definitiva informo son adictivas para la retina de mis ojos. En este castigo voy a tratar el tema de adquirir un monitor con resolución 4K, cuestión en la cual ando inmerso, el artículo puede ser útil como guía del comprador de un monitor 4K Ultra-HD.

Guía para comprar un monitor 4K UHD