domingo, 25 de diciembre de 2011

Experiencia con Galaxy Nexus

Hace sólo 6 meses que me hice con un HTC Sensation, del cual quedo plenamente satisfecho, pero mi pasión por la tecnología me ha impulsado a adquirir el reciente Galaxy Nexus, el último smartphone de Google, y fabricado en esta ocasión por Samsung. Las principales motivaciones para el cambio de terminal han sido su pantalla de resolución 720p; la incorporación del último y muy renovado Android 4.0; y evaluar por primera vez y de primera mano la experiencia con un móvil puro Google.



Recupero la tabla que elaboré de resumen comparativo entre los móviles Android que he tenido, donde se refleja el gran avance tecnológico que sufren los smartphones año tras año; la amplio además con algunos datos técnicos e incorporo a la tabla el actual Galaxy Nexus.

Tabla de características básicas del Galaxy Nexus y anteriores terminales Android


Si sobre esta tabla observamos las características del terminal de donde vengo, HTC Sensation, y las del terminal a donde voy, Galaxy Nexus, y las comparamos, vemos que el Galaxy Nexus es superior en la mayoría de características; iguala en la CPU (2 cores a 1,2 GHz); y sólo es inferior en la cámara principal (5 Mpx frente 8 Mpx del Sensation), aunque sobre este último punto, casi todo el mundo sabe ya que los megapíxeles no son el factor primordial para la calidad de una captura fotográfica. 

Tras esta introducción comienzo con las experiencias y análisis del Galaxy Nexus.

martes, 6 de diciembre de 2011

No comprar Razer Megasoma

Hace tres meses me hice con una alfombrilla Razer Megasoma, tras experimentar unas semanas con ella escribí un castigo explicando sus bondades, pues bien, donde dije digo, digo mierda, y le dedico en esta ocasión un castigo de forma literal.



Me reitero en las cualidades de la Megasoma que describí en la publicación anterior, el desplazamiento y su precisión eran excelentes, el mejor que he probado, algo que fue bonito mientras duró pues mi Razer Megasoma ya ha muerto.

Lo que todavía no conocía de esta mega alfombrilla pro era su corta vida, en mi caso 3 meses escasos. La Razer Megasoma debería venir con una mosca de regalo, así podríamos abrir las apuestas sobre quién de las dos durará más y recuperar al menos los 45€ que cuesta.

¿Qué le ha pasado? A las pocas semanas de uso noté ciertas zonas de la alfombrilla con un tacto diferente, como pegajoso, pero al estar esa pequeña zona en el extremo, no afectando, lo ignoré. Unas semanas después la zona pegadiza se había extendido, y ahora sí afectaba a la experiencia de uso; durante las sesiones de juego notaba que el ratón no se desplazaba bien al pasar por determinadas zonas de la alfombrilla. En este punto se cierran las apuestas, la mosca no sé pero mi mosqueo venció a la alfombrilla.