sábado, 24 de septiembre de 2011

Alfombrillas y la Razer Megasoma

Hace unos cuantos años informáticos atrás, jamás habría imaginado que una alfombrilla de ratón costase lo mismo que 8 GB de memoria RAM. Aunque no me refiero a una alfombrilla cualquiera, sino a una alfombrilla de ratón para entusiastas de los videojuegos (para gamers) y comparada con el precio de la memoria actual DDR3, la cual está a precio de ganga. La alfombrilla en cuestión es la Razer Megasoma.



Podemos clasificar las alfombrillas de ratón, también conocidas por sus términos en inglés como mouse pad, mousepad o mouse mat, en tres tipos:
  • Duras (hard): Alfombrillas que son rígidas porque su cuerpo es de un material robusto y sólido como el aluminio o plástico. Pueden ser lisas, o bien rugosas con un granulado en la superficie, pero siempre con una superficie dura; su tacto es frío. Sus características destacadas para el gaming son la gran calidad para el tracking (seguimiento), la precisión y sobre todo la velocidad de movimientos. Además son duraderas pues sufren menos desgaste.
  • Blandas (soft): Alfombrillas realizadas con un material blando como la tela o silicona. Las hay híbridas mezclando materiales duros y blandos, pero si su superficie es blanda estaría dentro de esta categoría. Su tacto es agradable y cómodo al ser suave. Suelen ser enrollables con lo que facilita su transporte. Sus propiedades destacadas para el juego son la suavidad de movimiento y la sensación de comodidad. El desgaste es mayor que en las alfombrillas duras.
  • Gratis (free): Aquí entrarían aquellas tipo alfombrilla de regalo de propaganda, un folio o DIN-A4, usar la mesa a pelo, y cualquier apaño equivalente. Sus características relevantes para el gaming son nulas, e incorporan un suplemento de varios frags extras recibidos.

La alfombrilla gamer pro Razer Megasoma estaría dentro de las blandas aunque mantiene algunas cualidades de las duras, es por eso que la describen como híbrida.



He probado varios modelos de alfombrilla rígida y ninguna me termina de convencer, no me gusta su tacto ni tampoco la sensación de (no) precisión que me transmiten por su excesiva velocidad, necesito la suavidad de las blandas para satisfacer ambos aspectos. Pero dentro de las blandas tampoco me gustan las más normales y típicas de tela, ya lo decía mi madre que el niño ha salido sibarita, como la 1337 Viper, entre otras cosas porque me producen sudoración en las manos. Hasta el momento la alfombrilla que más me ha gustado es la SteelSeries 5L, una alfombrilla blanda pero con propiedades de las rígidas, con una increíble suavidad de movimientos y un tacto muy agradable. Recuerdo cuando compré la 5L por primera vez, hace años, la puse con el ratón MX310 que tenía por entonces y sencillamente la sensación fue como si me hubiese cambiado de ratón por uno con mucha más precisión, fue impresionante, y allí descubrí lo que puede afectar y llegar a aportar una buena alfombrilla.

Esta vez he querido cambiar y probar este modelo de Razer porque sus características eran prometedoras. Aquí una foto del estuche donde viene muy bien empaquetada, al estilo de un perfume, insinuando el aroma a calidad que nos espera en su interior.
Estuche de la alfombrilla Razer Megasoma (clic para ampliar imagen)


Tras las primeras horas de uso la alfombrilla Razer Megasoma me está resultando muy cómoda, su tacto es textil pero diferente y bastante más agradable que las alfombrillas económicas de tela. La precisión en el seguimiento de los movimientos (tracking) y la suavidad con que se realizan los desplazamientos son excelentes. Teniendo en cuenta además que la estoy comparando con la SteelSeries 5L que deja el listón muy alto; la Megasoma es de tamaño más reducido a la gigantesca 5L, pero sigue siendo de un tamaño grande y suficiente.
Alfombrilla pro gaming Razer Megasoma (clic para ampliar imagen)

Esta alfombrilla la podéis encontrar en tiendas especializadas en gaming como 4Frags. Una referencia de la diferencia de precio existente entre los tres modelos de alfombrilla que he mencionado en esta entrada: 1337 Viper L SE (11€), SteelSeries 5L (30€) y Razer Megasoma (45€).


Con tanta alfombrilla tan cómoda rondando por aquí, tengo a todos los ratones apalancados, ahora les tendré que alimentar para moverlos de ahí, aunque estos ratones son de mi especie y no les gusta el queso, ellos se nutren de clics de frags móvil.
Alfombrillas de izq. a der: SteelSeries 5L, 1337 Viper L, SteelSeries 5L y Razer Megasoma.
Ratones de izq. a der (todos Logitech): MX310, MX310, G5, G9 y G9x.



Vosotros, ¿la preferís dura, blanda o a pelo? Y hablemos de alfombrillas por favor.

Actualización importante: No os compréis una Razer Megasoma.


Ver todos los castigos sobre Periféricos
Twitter: @dPunisher1337